Tus emociones son tu Brújula interior

Aproximadamente el 95% de nuestra vida es inconsciente. El inconsciente procesa mucho más rápido que nuestro consciente y no distingue entre real o simbólico, tampoco distingue entre lo que és bueno o malo. En el inconsciente se almacena la información de toda nuestra vida para luego ayudarnos a dar una respuesta rápida ante cualquier vivencia que tengamos. Las emociones bloqueadas pueden alterar la dirección de nuestros objetivos sin ser conscientes de ello. De ahí la importancia de buscar conflictos bloqueados de nuestro pasado para tomar conciencia y sanarnos.

Las emociones son reacciones químicas que preparan a nuestro cuerpo, con una fuerza extra, para realizar una acción, si no hacemos nada, entraremos en estres y enfermaremos.

Somos seres emocionales, el ser humano ha estado expuesto durante millones y millones de  años a peligros reales de muerte, si no nos hemos extinguido es gracias a nuestras emociones biológicas o primarias que son cinco: alegría, tristeza, ira, miedo y asco.

Hoy ya no vivimos en la selva rodeados de animales salvajes, ya no estamos expuestos a esos peligros reales, pero las emociones están ahí y siguen sirviendo para hacer una acción que ponga a salvo nuestra vida, o una acción que nos lleve hacia nuestros objetivos, las emociones son nuestra brújula interior, nos acercan o nos alejan de situaciones. 

Aceptar y reconocer las emociones "negativas" nos ayuda a calmarlas cuando alguna de ellas  se ha disparado ante algún peligro simbólico o imaginario que hemos creado con nuestro pensamiento. Si no la reconocemos, si no sabemos lo que sentimos, la emoción seguirá alterando nuestro cuerpo para que hagamos una acción y si no hacemos nada, el cuerpo gritará a través de un síntoma y enfermará.

Las emociones son el idioma del inconsciente, a través de ellas podemos escuchar la sabiduría de nuestro Ser. De ahí la importancia de silenciar la mente y escuchar nuestras emociones.

Yo siempre digo que el inconsciente no tiene ojos, todo aquello que tu sientes, para el inconsciente es totalmente real y sin juzgar activará un mecanismo de acción. De ahí la necesidad de cuidar nuestros pensamientos y cambiar nuestras creencias limitantes porque hay acciones que  nos puede alejar totalmente de nuestros sueños sin ser conscientes de ello.

Pero ¿que es una creencia?

Una creencia es todo lo que tú crees y piensas consciente e inconscientemente, toda tu vida está hecha de creencias, unas te potencian otras te limitan.

Una creencia siempre crea un pensamiento, un pensamiento crea una emoción y una emoción sirve para hacer una acción.  Para tener una vida plena y saludable es necesario que estos tres pasos estén en coherencia.

Las emociones y las creencias son totalmente necesarias para vivir, son las que nos alejan del peligro y  son las que nos motivan y guían hacia nuestros sueños, hacia nuestros objetivos y por tanto hacia nuestra felicidad. El problema es que durante toda la vida hemos ido programando creencias que ahora nos limitan y no somos conscientes de ellas, la mayoría de las creencias están guardadas en nuestro inconsciente, son las que crean la mayoría de nuestros pensamientos y son las que nos hacen vivir en incoherencia.

Pondré un ejemplo muy sencillo: Quieres ganar dinero, sientes que vas a ganar mucho dinero pero el dinero no llega. ¿Por qué? Tal vez tienes una creencia inconsciente fuertemente programada en tu infancia que dice que "el dinero es el que da la felicidad" y claro, si no tienes dinero tu emoción será de rabia hacia el dinero, lo maldices y lo culpas de tu infelicidad.

Bien, pues si tienes esta creencia, tu inconsciente, siempre para protegerte, no dejará que tengas dinero. Tu inconsciente hará que te alejes del dinero porque tiene archivada una creencia que dice que  el dinero es peligroso, y ¿Cómo lo sabe? lo sabe por la emoción de rabia que has sentido muchas veces cuando has pensado que por culpa del dinero no puedes ser feliz.

Tu vida (tu inconsciente ya que ocupa un 95% de tu vida) solo quiere que seas feliz, no entiende de bueno o malo, solo de emociones. Algo que tú tienes catalogado como malo, te genera una emoción negativa, tu inconsciente toma nota y te alejara de esa emoción negtaitva, por tanto, en este caso te alejará de ese dinero que quieres.

Claro, pero tú sigues queriendo ese dinero ¿verdad? por lo tanto no vas a escuchar a tus emociones, no te vas a alejar de la idea de querer ganar mucho dinero, incluso tal vez, cuando tengas el dinero que quieres, enfermes.  Eso es la INCOHERENCIA. “Conscientemente” quieres tener algo que crees “inconscientemente”  que es malo.

Creencia inconsciente: Por culpa del dinero soy infeliz. Dinero=Malo.

Creencia consciente: Necesito dinero para ser feliz.

Recuerda que aproximadamente un 95% de tus pensamientos son inconscientes y el resto conscientes. ¿Qué pensamiento crees que ganará si la mayoria del tiempo tus pensamientos son inconscientes y crees que el dinero es malo? 

Estamos en incoherencia, sin ser conscientes de ello, siempre que tenemos una creencia limitante programada en nuestro inconsciente, esa creencia  genera un pensamiento que tú no quieres llevar a la acción porque sientes (en tu corazón) que eso no es lo tú quieres. Pero tu biología aun no lo sabe, sigue manteniendo tu vieja creencia y protegiéndote del peligro en base a esa creencia que tú un día generaste, para tu biología es vital que tú estés bien, repito, tu vida solo quiere que seas feliz.

Revisa tus creencias y cámbialas si quieres empezar a  vivir en coherencia y tener una vida saludable.

He puesto el ejemplo del dinero porque hay una creencia muy generalizada de que "el dinero da la felicidad" y cuando no lo tenemos, lo odiamos, lo maldecimos y lo culpamos de nuestra infelicidad .  

Todo es susceptible de ser una creencia que pueda estar limitando tu vida, solo tienes que buscar las tuyas y cambiarlas por otra que sea más potenciadora, la idea siempre es cambiar una creencia por otra, ya que las creencias son totalmente necesarias para vivir y para alcanzar nuestros objetivos.

¿Cómo hacerlo? 

Silenciando tu mente para poder escuchar tus emociones. Detrás de lo que tú crees sentir siempre hay una emoción biológica, aprende a reconocer y a sentir esas cinco emociones básicas, ellas son tu brújula interior y solo quieren guiarte hacia tu bienestar, tu paz y por tanto hacia tu felicidad.

Si crees que esto puede ser de utilidad para alguien más, compártelo.

Rosa Pavón Batlle
Consulta en Mataró, Barcelona y OnLine
info@rosabio.com