Queda contigo para conocerte.

 
Un ingrediente fundamental para poder amar a otra persona es amarnos a nosotros mismos. Nadie puede dar lo que no tiene, si no sentimos amor por nosotros, no podemos amar a los demás.
Amarnos es conocernos. No se puede amar lo que se desconoce.  
Amarnos es conocernos, escucharnos, atendernos y cuidar nuestras necesidades.
Busca el silencio para saber quién eres y así poder amarte. No se puede amar a un desconocido.