LA GARGANTA

La garganta podríamos decir que es multifunción, por un lado hace la función digestiva comunicando la boca con el esófago y estómago, por otro comunica la nariz y su sistema respiratorio con los pulmones y ademas se encarga del habla alojando las cuerdas vocales. Cumpliendo la triple función en la respiración, el habla y la deglución.

Si tenemos dolor de garganta acompañado de una dificultad para respirar, es una indicación de que a esta persona le cuesta trabajo aspirar la vida.

Si el dolor impide hablar correctamente y se va perdiendo la  voz,  puede ser  laringitis, inflamación que puede  estar relacionada con el miedo a decir algo, por ejemplo:  me reprimo por temor al ridículo o a decir algo que pueda molestar.

Si la garganta se cierra, puede ser que nos sintamos agarrados por el cuello, forzados por alguien o algo a hacer o decir alguna cosa, estamos bajo presión. Si te sientes agarrado por el cuello, date cuenta de que sólo es tu percepción. Nadie quiere tenerte así, sólo tú puedes dejarte agarrar.

Si la garganta duele al tragar, puede ser que tenga dificultades para aceptar algo o alguien, la pregunta que hay que plantearse será: “¿A quién o qué es lo que me cuesta trabajo tragar en este momento?” podría ser algo que esté en contra de mis principios.

Si tenemos faringitis es un conflicto de mucha furia, ira, rabia por algo que hemos callado o que llevamos tiempo callando porque creemos que es mejor callar. Hay un impulso muy grande de hablar, y mucha incapacidad y miedo para hacerlo.

 

Con mi garganta, trago la realidad, ahí en donde tomo la vida por medio de la respiración, el agua y el alimento. También es por donde libero mis sentimientos del corazón hasta la voz. Es el puente en doble dirección entre la cabeza y el cuerpo. Lo que no sale bloquea la puerta de entrada y salida, esto hará que el alimento (emocional o simbólico) no pueda entrar y el conflicto pueda extenderse a otras áreas.

Es interesante señalar que la garganta es la que conecta el cuerpo y la cabeza, por lo tanto, conecta nuestro cuerpo con nuestro yo superior.


Rosa Bio