LA CUARENTENA

La cuarentena es un proceso de sanación y de renovación, sólo así podremos desprendernos  de las viejas creencias, o programas  que nos impiden avanzar, programas que nos atan al pasado, resentimientos que nos nublan la vista y la capacidad de ser objetivos con nosotros mismos para ver quien somos realmente, para liberarnos de las cargas del pasado, las cargas del transgeneracional.    

La 40ª nos permite conectarnos con nosotros mismos, utilizando un tiempo dedicado al silencio interior en una especie de aislamiento. Unos 40 días es el tiempo que necesitan nuestras neuronas para cambiar un programa o creencia limitante por otra creencia que nos permita avanzar y tomar nuestras propias decisiones.

Primero hay que detectar el programa o creencia limitante y tomar conciencia de ello, luego  hacer un  duelo con la persona o personas implicadas en esos programas que nos limita y después, es  cuando tendrás la certeza de que para lograr un cambio verdadero,  necesitas  aislarse de todas las  personas que están emocionalmente implicadas contigo. Cualquier contacto puede romper  el proceso de sanación y se tendrá que empezar de nuevo.

 

¿Porque es tan importante aislarse? porque necesitamos, por encima de todo,  que nadie  ponga en duda nuestras nuevas creencias y nuestras nuevas percepciones. La persona necesita ese estado de quietud mental, ese estado de reconexión consigo misma  para ir del des-aprender al re-aprender, del des-programar al re-programar.

 

Con mi experiencia personal, me he dado  cuenta de la gran  importancia  que tiene la 40ª  si queremos conseguir un verdadero cambio. Y he podido experimentar que hasta que no tienes la certeza de que quieres hacerla, es muy complicado  alejarte de las personas que quieres, sobre todo porque piensas que no vas a poder vivir sin ellas o porque crees  que  no lo van a entender, o lo que es peor, piensas que ellas no podrán vivir sin ti.  Pero no te preocupes, si verdaderamente necesitas ese tiempo de aislamiento para volver a tu centro, si es tu momento, lo sentirás, sentiras esa gran certeza, y es entonces, justo en ese momento, cuando desaparecerán todos tus miedos y asombrosamente podrás comprobar por tí mismo cómo se da el mejor de los escenarios para explicar a tus seres queridos lo que quieres hacer y lo más mportante aún, serás entendido y respetado. Cuando alguien explica algo desde el corazón y  con certeza, los demás siempre lo entienden, y si no lo entienden  lo respetan.

 

Una vez inicias la 40ª entras en un mundo mágico, lleno de menajes que te ayudan a entender quién eres y de dónde vienen tus creencias limitantes… todo a tu alrededor se convierte en  respuestas, respuestas a tus preguntas, yo personalmente creo que las respuestas siempre han estado  ahí pero hay tanto ruido en nuestra mente que no nos damos cuenta y sólo cuando aquietas esa mente y entras en el silencio, es cuando puedes observar todos  esos mensajes que la vida te da a cada momento, ya sea a través de sueños, canciones, películas, personas, animales, etc.

Durante  la  40ª  también entras en una fase de reparación, en la  cual, te sientes muy cansado, con mucho sueño, sin apetito,  dolor de cabeza, fiebre y, algo muy importante a tener en cuenta, hacia la  mitad de la 40ª más o menos,  entras en lo que llaman una crisis épica, que es revivir en unas horas o unos días toda tu enfermedad o síntoma de una forma muy concentrada, es como si la enfermedad o el síntoma saliera del cuerpo, así es como lo he sentido yo. 

Todos los síntomas los veo como la señal de que estoy haciendo una buena 40ª y por lo tanto, siento que  el cambio neuronal se está produciendo  correctamente, siento que algo está cambiando en mi y lo más bonito todavía es que entro en una paz interior total y absoluta, me  siento liberada y siento que libero a mis ancestros y a mis descendientes.

Muchas gracias,

Rosa Bio