Respétate.

Cuando nos respetamos, descubrimos nuestro poder interior y conseguimos que los demás también nos respeten. 
 
Aprende a decir NO  a las demandas que no te resulten aceptables, di no a lo que no quieras y dilo en su momento