EL ESTRÉS

El estrés está determinado por nuestro sistema de creencias y sus presiones emocionales asociadas. Es una acumulación de sentimientos reprimidos y suprimidos que bloquean nuestro cuerpo (ansiedad, miedo, ira, culpa) y emergen a través de nuestro sistema nervioso autónomo causando cambios patológicos que conducen a los procesos de enfermedad

La mente racional siempre culpara al exterior, se ve como la víctima inocente e indefensa de las causas externas. Los sentimientos reprimidos o suprimidos buscan una salida y buscan los acontecimientos externos como excusa para desahogarse.

Los ejercicios de relajación muscular, traen beneficios limitados, es mucho más eficaz buscar el origen de esa tensión subyacente que es la ira, el miedo y la culpa reprimida y suprimida. Un sentimiento no resistido ni suprimido desaparecerá… si te resistes a sentirlo, lo reforzaras.

Cuando empieces el proceso de permitirte sentir lo que sientes y dejar ir,  dejando  que los sentimientos pasen, puede ser que sientas  grandes resistencias y te des cuenta de que tienes miedo y culpa por tener esos sentimientos. Cuando los dejes ir, trata de ignorar tus pensamientos, son solo pensamientos que obedecen a viejas creencias. Los sentimientos negativos siempre están asociados a nuestros miedos básicos de supervivencia. Esos miedos no son reales, ya no hay leones  al acecho.