Cuando el cuerpo grita

El dolor pide a gritos que tomes una decisión y que seas coherente.

Las emociones sirven para hacer una acción, cuando no las escuchamos, estas quedan bloqueadas, y  a la larga, si sigues sin escucharlas y sin tomar una decisión, tu cuerpo, a gritos, te pedirá que tomes esa decisión.

Es decir, si tienes dolor de rodillas, y sabiendo que el dolor de rodillas es sumisión, tu eres sumisa, pero no quieres serlo, tal vez lo seas porque tienes una creencia inconsciente de que hay que hacer lo que los demás te piden para que te acepten y te quieran, tal vez, esa creencia se generó en tu infancia, de pequeña, tus padres te decían que si no hacías caso no te querrían y aprendiste a ser obediente para que te quisieran. Ahora, eres adulta y sigues haciendo lo que te piden para que te acepten y te quieran, crees que si no lo haces dejaran de quererte. Pero hay muchas cosas que tú no quieres  hacer, el dolor de tus rodillas, te lo está diciendo y te está obligando a tomar una decisión.

¿Qué decisión?

La que te haga ser coherente, si quieres hacer todo lo que te pidan las personas que amas, hazlo, pero se coherente y hazlo porque tú quieres hacerlo, no por miedo a que dejen de quererte. 

(He puesto el ejemplo de las rodillas pero esto sirve para todos los síntomas.)

Y ¿cómo hacerlo?

Primero debes buscar esa  creencias  que te obliga a hacer cosas que No quieres hacer. Esas creencias limitantes que te hacen creer que no puedes conseguir algo por ti mismo/a. Esas creencias limitantes que te obligan a seguir un camino distinto al que realmente quiere tu alma, tu ser.

Una vez identificadas esas creencias, las podrás cambiar y decidir tú conscientemente si quieres seguir haciendo lo que haces  o no. Y es entonces cuando estarás en coherencia y sanaras.

Cuando se  toma una decisión, sea la que sea, el dolor desaparece, ya ha cumplido su misión. Podemos agradecer a nuestra biología que siempre quiere lo mejor para nosotros, quiere que seamos felices, da igual lo que hagamos, solo nos pide que seamos coherentes, es imprescindible ser coherente para tener una vida sana y ser felices y para ello, es imprescindible buscar las creencias limitantes que tenemos fuertemente programadas en nuestro inconsciente.

Y ¿cómo encontrar esas creencias?

En silencio, aprendiendo a callar nuestros pensamientos para poder escuchar  nuestras emociones, nuetras emociones, son nuestra mejor brújula, siempre nos guían hacia un lugar mejor.

Rosa Pavón Batlle

Consultas en Barcelona y OnLine.

Contáctanos